jueves, 30 de diciembre de 2010

FELIZ DEPENDENCIA


Estamos descontando las horas que nos separan del año 2011 y lo importante es desear a todos que este sea un año... ¡in-me-jo-ra-ble!

En Uruguay celebraremos doscientos años desde que empezó nuestro proceso de Independencia. En Minas, estaremos festejando 110 desde que la Inmaculada Concepción fue emplazada en el cerro del Verdún. Dicho de otro modo: 110 años de dependencia de María. ¿En qué mejores manos podemos estar?
Por hoy nada más. Nos reencontramos a mediados de enero del año que viene...

jueves, 23 de diciembre de 2010

MENSAJE DE NAVIDAD

Quiero desearles a todos una Muy Feliz Navidad. Me gustaría que este deseo, que repetiremos muchas veces durante los próximos días, resonara en el corazón de cada uno dejándole como regalo una alegría nueva y duradera.
¿Se han fijado cómo expresan las madres, sobre todo, la alegría que sienten cuando nace un niño? Siempre dicen lo mismo: "¡es divino!" Y tienen razón: un niño que viene al mundo trae consigo la imagen de Dios y es un misterio que provoca un gran asombro y una enorme alegría, expresadas de esa forma tan cierta.

Cuando nació Jesús, su Madre, la Santísima Virgen, y San José, su esposo, con toda seguridad también dijeron: "¡es Divino!". Esa exclamación tuvo entonces, tiene hoy y tendrá siempre un sentido lleno de real misterio y verdad: porque ese Niño que nació en una gruta de Belén es el mismo Dios que creó el cielo y la tierra, el único Dios verdadero. ¿Cómo no desearnos, entonces, Feliz Nacimiento, Feliz Navidad?
Lo haremos con mayor razón si comprendemos bien por qué Dios se hizo uno de nosotros. En el Catecismo de la Iglesia Católica -aprovecho para recomendarles vivamente que de a poco lo lean, porque así podremos profundizar en el contenido de nuestra fe- se encuentran cuatro motivos por los cuales Dios se encarnó: el primero, como explica san Juan, es éste: "el Padre envió a su Hijo para ser salvador del mundo" (1 Jn 4, 14). A su vez, Dios se hizo hombre como nosotros, sin dejar de ser Dios, para que conociéramos definitivamente el amor que nos tiene. Es el mismo apóstol quien dice: "tanto amó Dios al mundo, que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga vida eterna" (Jn 3, 16).

Por dos motivos más Dios se hace un Niño: para ser nuestro modelo de santidad -"¡escúchenlo!", dirá Dios Padre (Mc 9, 7); "hagan todo lo que Él les diga", nos insistirá la Virgen (Jn 2, 5)- y para hacernos participar de la naturaleza divina: porque Jesús vino al mundo y dio su vida por nosotros, somos ¡hijos de Dios! Si meditamos en estas verdades, seguramente podremos desearnos de corazón una Muy Feliz Navidad.

Meditar en el nacimiento de Jesús es una preciosa tarea en la que intervienen la imaginación, la inteligencia y la voluntad de quien intenta revivir en lo más íntimo de su alma lo que ocurrió hace más de dos mil años. Para esto hace falta leer despacio el relato del Evanegelio y, empezando por el de su nacimiento, seguir contemplando la vida entera de Jesús. En esta, mi primera Navidad minuana, quisiera animarlos a hacer cada día este ejercicio: leer y meditar unos minutos la vida de Jesús. Si somos perseverantes, no duden que llegaremos a experimentar y a hacer nuestro lo que san Pablo escribió emocionado: Él "me amó y se entregó por mí" (Gal 2, 20).
Mientras una madre espera la llegada de su hijo, la atención de sus parientes y amigos está centrada en ella. Una vez que da a luz, el interés se traslada a la criatura que acaba de venir al mundo. Esto le sucedió también a María, aunque en el momento del nacimiento de Jesús estuvo sola. Cuando el ángel les da la noticia a los pastores, habla solamente del Niño: "Vengo a anunciarles una gran alegría, que será para todo el pueblo: hoy les ha nacido en la ciudad de David, el Salvador, que es el Cristo, el Señor. Y esto les servirá de señal: encontrarán a un niño envuelto en pañales y reclinado en un pesebre" (Mt 2, 10-12). La Virgen es el centro del Adviento. Cuando llega la Navidad, Ella es la primera que, mirando a Jesús, exclama: "¡es Divino!", y nos anima a contemplarlo y a adorarlo: ojalá se mantenga en todos los hogares la costumbre de hacer el pesebre, que nos ayuda mucho a revivir el insondable misterio de amor que es el nacimiento de Dios hecho Niño.

Es por este camino de la meditación y contemplación de la vida de Nuestro Señor como podemos, con la ayuda de la gracia de Dios, aspirar a "tener los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesús" (Fil 2, 5): la comprensión con todos, la entrega a todos, el olvido de sí, la alegría, el empuje apostólico, la valentía... y estaremos en condiciones de ayudar a purificar nuestro ambiente con "el buen olor de Cristo" (2 Cor 2, 5).

Les confieso que me siento abrumado por tantas demostraciones de afecto con que me han recibido en la diócesis y por las oraciones -¡siento sus efectos!- que han elevado a Dios por mí: ¡muchas gracias!

+ Jaime Fuentes
Minas, Navidad 2010

lunes, 20 de diciembre de 2010

LAS HERMANAS DE VARELA


De José Pedro Varela yo sabía algunas cosas que todos sabemos en Uruguay y que no voy a repetir, pero ahora que estuve en el pueblo que lleva su nombre, conozco algo mucho más valioso: desde 1983 allí están las Hermanas de la Presentación de la Virgen Niña, de Granada, sacando adelante un colegio que tiene 170 alumnos, de primero a sexto de primaria, y es un pequeño oasis de limpieza, de buena enseñanza y de educación en el sentido cristiano de la vida.

Estuve almorzando con ellas el sábado: con las Hermanas María José, argentina; Laura, andaluza, la mayor de todas y una cocinera de primera, que preparó un gazpacho típico delicioso; Lidia, que llegó este año de Venezuela y sobrevivió al frío a base de echarle sentido sobrenatural y buen humor; y con la Hermana Olga, que es de allí, de Varela mismo.

Cómo sale adelante el colegio pagando la absoluta mayoría de los alumnos unas cantidades casi simbólicas, es un misterio (en realidad, no lo es: el secreto es sacrificio, sacrificio y sacrificio). Lo recorrí todo y no dejé de admirarme ni un instante: por su luz, por lo ordenado que estaba todo... Pero más aún, por la entrega alegre de las religiosas que lo sacan adelante. (¡Ay José Pedro Varela, ¿hasta cuándo seguiremos con la injusticia de no darle ni un vintén a la iniciativa privada? ¿Alguien pensará que en ese colegio educan a los hijos de los ricos de Varela? ¡A ver si van a verlo y encuentran a alguno!).

A pocos kilómetros del pueblo, cuando volvía para Minas, en un cruce de la ruta un hombre me hizo señas para que lo llevara... 45-50 años tendría. Me preguntó para qué estaba recorriendo... Le conté. -¡Ah, mire usté! Iba cerca, a cinco kilómetros, hasta Aramendía. Me dijo que, tal como están las cosas, naides levanta a naides en la carretera, porque por veinte pesos te matan... Entré en el poblado, que son unas pocas casas. Me señaló una capilla: - Ahí vienen las Hermanas de Varela, todos los miércoles; enseñan y tienen una policlínica. Bué, aquí me quedo. Me alegra saber que hoy encontré un gaucho. Yo soy el Polillo Luca, por si alguna vez necesita algo.

Nos despedimos deseándonos feliz Navidad. En el viaje seguí pensando en las que sí necesitan mucho y no dicen nada: son las Hermanas que trabajan en Varela educando por amor a Dios a los hijos de mi patria.

¡FELIZ NAVIDAD!



La Virgen Santísima, Madre de Dios, es el camino más corto y seguro para llegar a Jesús. Son los deseos del Obispo de Minas, que en esta Navidad sepamos descubrirlo y, por la intercesión materna de María, podamos acercarnos a su Hijo divino e imitarlo en la entrega a nuestros hermanos.
+ Jaime
Minas, Navidad de 2010

jueves, 9 de diciembre de 2010

COMO UN HORNERO

La vida del obispo es movida, lo voy descubriendo. El 1º de diciembre celebré Misa en la parroquia de Nuestra Señora de Fátima: entro en la iglesia, llena, con mitra y báculo (enorme). Un niño me mira con ojos como platos. Cantos, homilía que escuchan con Atención mayúscula... Aquel niño, al final, no duda en preguntarme: - ¿Vos sos el rey?...

El día 3, al caer la tarde, en el colegio Nuestra Señora del Verdún, un pesebre viviente en el que participaron TODOS los alumnos de los tres cursos de liceo (no es poco). Viviente de verdad: el niño que la Virgen sostenía en sus brazos tenía dos meses y dormía que era un encanto. El encanto se rompió al llegar los pastores con un cordero y tres chivos, balando y chiveando (?). El niño rompió a llorar... ¡hasta que la Virgen lo calmó! Conmovedor de verdad. Palabras del obispo, al final, que muchos agradecieron... ¡y de qué manera!


El lunes 6, fiesta de San Nicolás, estuve en Batlle, a dos horas y media de aquí, según me había dicho el párroco. Batlle-Nico Pérez o Nico Pérez-Batlle, porque el pueblo está dividido en dos. Pero lo importante es que celebraba la parroquia su fiesta patronal. Sin correr, llegué en dos horas desde Minas. ¡Lástima! Los jinetes, que iban a esperar al obispo a las diez y media de la mañana, como llegó antes no acudieron (mejor, la verdad sea dicha, porque si llegan a pedirle que él también entrara a caballo en el pueblo, mala cosa para un jinete desentrenado). En el colegio, emoción completa: los niños lo esperaban con su escudo episcopal en los banderines y con canciones de bienvenida. Dios mío, ¡qué buena es la gente y qué fe tienen!

Visita al colegio y al CAIF: niños muy pobres, de dos y tres años, comiendo fideos con carne, te ofrecen: - ¿Vos terés?... - No, gracias, el obispo va a almorzar con el consejo parroquial: 8 señoras y 2 hombres, que están dejando horas y horas por los demás.

Después de la comida, a las 3 de la tarde, en el salón de actos de la parroquia, repleto, una representación de lo que había sido el año desde el ángulo pastoral, centrada en la corona de Adviento: cuatro adolescentes, metido cada uno en una bolsa y con una lámpara encendida en la cabeza, le dieron pie al obispo para que en la Misa, que celebró al terminar, hablara de esos cuatro personajes que desarrollaron su papel estupendamente: en silencio, con la luz prendida, alumbrando...

Al terminar la Misa llegó la noticia de que había fallecido una señora muy anciana, con fama de santa. El obispo fue al velorio y rezó delante de su cuerpo, arrolladito en una pobre cama. Pegadas en la pared, tres cuadros gastadísimos del Sagrado Corazón y una foto del Papa. Encima de la cómoda, una imagen de la Virgen del Carmen. Y esa mujer santa se muere el día del santo Patrono, mientras el sacerdote celebraba la Misa. Era obvio que Dios estaba allí.

La última visita, al esposo de una maestra del colegio que hace dos meses que adelgaza día a día y no le dan en la tecla. Estaban con él su mujer y una de sus hijas, Verdún de nombre: estamos en Minas.

El obispo llegó a su casa a las diez de la noche, trayendo consigo un nido de hornero como el de la foto, engarzado en unas ramas. Cuando se lo entregaron, uno de los responsables laicos de la parroquia leyó el siguiente texto, que reclama meditación continua por parte del obispo: "Te damos gracias, Padre, porque continúas dándonos a tu Hijo Jesús, como Pan vivo y a través de la presencia de nuestro obispo Mons. Jaime. Así como el hornero -poco a poco, con perseverancia-, construye su nido para cobijar a sus hijos, también tú como nuestro Pastor moldearás con amor nuestra Iglesia de Minas. Con este signo nos comprometemos a disponer nuestro corazón y unirnos a ti en la búsqueda de la santidad".

viernes, 3 de diciembre de 2010

¡MUY AGRADECIDO!...


Enorme ¡GRACIAS! tengo que dar a Dios por medio de María, y a tantísimas personas que han rezado y siguen rezando por mí (me consta y lo percibo vivamente). Ahora, ya instalado en Minas, siento muy de cerca que la Iglesia es Comunión de los Santos, no sólo en sentido espiritual: un rosario de personas desconocidas que, de repente, se hacen conocidas de toda la vida y se ofrecen para lo que necesite, para lo que sea, por si precisa algo, porque yo vivo aquí a la vuelta, porque si usted supiera cómo hemos rezado por el nuevo obispo cuando todavía no sabíamos quién iba a ser, porque sabe Padre, digo Monseñor, nos encantaría que viniera a casa a almorzar, mire que en Minas lo queremos mucho...

En fin, "¡muy agradecido, muy agradecido, muy agradecido!", como decía Pedro Vargas. También a la fotógrafa espontánea que me mandó estas imágenes. En http://www.iglesiauruguaya.com/ hay más información. Y ustedes comprenderán que, al menos mientras me estreno en este nuevo encargo, no publique tanto como antes lo hacía... Ya aprenderé a organizarme...

domingo, 21 de noviembre de 2010

LLEGA LA HORA, PERO IPSA DUCE...


¿Qué significa su escudo episcopal?, me han preguntado muchas veces estos días. ¿Y el lema, IPSA DUCE? En este texto que preparé respondo a esas preguntas, subrayando las dos últimas líneas de la invitación... ¡Gracias a todos!
Sobre campo azul, que representa la fe, la estrella de ocho puntas es la expresión gráfica de un célebre sermón de San Bernardo de Claraval (1090-1153), en el que se refiere a la Madre de Dios con esa imagen: "Tú, que te das cuenta de que en los tiempos que corren estamos más como náufragos sacudidos por las tormentas y tempestades que caminando sobre tierra firme, no quites los ojos del fulgor de esta estrella si no quieres ser arrastrado por el temporal. Si se levantan los vientos de las tentaciones, si estás por golpearte contra los escollos de las tribulaciones, mira la estrella, llama a María".
Las olas de las que habla el Santo está representadas también en el escudo, por medio de las bandas azul y plata.
Encima del escudo hay una cruz en oro -luz incorruptible que representa a Cristo resucitado- con un único brazo transversal, símbolo de la jurisdicción episcopal (los arzobispos llevan dos).
Arriba está el "galero" (antiguo sombrero eclesiástico) en verde, (que indica el rango episcopal) del cual penden en cada lado seis borlas ordenadas en fila, todas en verde.
Debajo del escudo, el lema episcopal inspirado en la misma oración de San Bernardo: "En los peligros, en las angustias, en las dudas, piensa en María, llama a María. Siguiéndola a Ella, no te desviarás. Rogándole a Ella, no te desesperarás. Pensando en Ella, no te equivocarás. Si Ella te sostiene, no te caerás. Si Ella te protege, no tendrás miedo. Si Ella es la que te guía (IPSA DUCE), no te cansarás. Si Ella te ayuda, llegarás" (Homilia super Missus est, II, 17).
(Aclaración necesaria: de heráldica yo no sé nada. Pero quien sí sabe muchísimo es Su Eminencia, el Cardenal Andrea Lanza Cordero di Montezémolo, a quien conocí cuando estuvo como Nuncio en Montevideo y que desde entonces me honra con su amistad. Le escribí dándole el origen del lema y una vaga idea... y a los pocos días me mandó el escudo y su explicación. Está todo dicho: sobre el escudo y sobre la calidad humana y espiritual de su Autor).

sábado, 13 de noviembre de 2010

¿QUÉ HARÍAN EN MI LUGAR?



Durante unos cuantos años di clases en el programa Master en Administración de Empresas del IEEM, la escuela de negocios de la Universidad de Montevideo. Con el método del caso tratábamos diversos "Temas de religiosa actualidad", que así se llamaba el curso. Guardo el mejor de los recuerdos de aquellas sesiones, en las que hablábamos de lo humano y de lo divino. La revista del IEEM me ha pedido un artículo para su número 50, que está por salir. Lo adelanto aquí.


El caso es el siguiente. Un día de octubre el Nuncio Apostólico, representante del Papa en Uruguay, me pide que vaya a verlo a su casa, en Bulevar Artigas. Trae un sobre en la mano. Se sienta y me anima a leerlo: es una carta del propio Nuncio, en la que me comunica que el Papa me ha nombrado obispo de Minas. Su representante quiere saber si acepto. Tengo toda la libertad para decir que sí o que no. Pregunto: ¿ qué harían en mi lugar?

Puedo imaginar algunas respuestas. Una alumna, que suele decir lo primero que le viene al corazón (se va corrigiendo), contesta sin más: - ¡Acepte, Minas es diviiiiino! Otra, más reflexiva, opina: - Si el Papa se lo pide, debería decirle que sí.

A los alumnos los imagino callados, dudando si intervenir...Finalmente, uno pregunta con honradez: - ¿Y qué hace un obispo?

Recurro al origen de la palabra, episkopo, que quiere decir "vigilante"... Apunta un ingeniero industrial: - O sea, que viene siendo un controlador de calidad, ¿no es eso?

Tiene razón. Dentro de la misión que Jesucristo dio a los doce hombres a los que llamó apóstoles, y que ellos a su vez confiaron a los obispos, sus sucesores, de anunciar su mensaje por todo el mundo, forma parte esencial vigilar la calidad del producto: que sea hoy la misma que hace veinte siglos.

Interviene otro: -¡Difícil!, ¿eh? ¿Qué me dice de los curas? Yo conozco el caso de uno que... No sigue adelante porque varios lo han mirado como el rey Juan Carlos a Chávez...

Pero la verdad es que no es fácil ser obispo. Porque no se trata sólo de vigilar. El obispo tiene que desempeñar tres funciones (me imagino escribiendo en el pizarrón): la función de enseñar, la de santificar y la de gobernar. Esto quiere decir: 1) enseñar el evangelio de Jesucristo, la doctrina de la Iglesia, no lo que a él se le ocurra; 2) santificar administrando los sacramentos, que son los canales por los que nos llega la vida divina y tratando de que todos los reciban; 3) gobernar la porción de la Iglesia que le toca (en mi caso abarca el departamento de Lavalleja y las ciudades de Lascano (en Rocha) y Aiguá (Maldonado), distribuyendo adecuadamente los sacerdotes, tratando de ser "padre" de todos, especialmente de los más necesitados; empeñándose en enseñar la doctrina de la Iglesia por todos los medios posibles...

Interviene otra alumna: - ¿Cuantos sacerdotes hay en su diócesis? Doy una respuesta genérica: - Pocos, muy pocos. - ¿Cuántos?, insiste. - En actividad, doce. - ¿Y de qué edades? (¡Ay las mujeres, siempre tan concretas... gracias a Dios!). - Tres de ellos tienen más de 70 años.

Silencio. Lo aprovecho para volver al principio. - ¿Ustedes qué harían en mi lugar? ¿Aceptarían o no?

Alguien comenta con entusiasmo: - ¡Es un desafío! Varias voces le hacen eco. Otro quiere saber: - ¿Y está motivado? - ¡Por supuesto, intrínseca y extrínsecamente! (Es todo un temaeste de las motivaciones). Pero hay un pero y me tienen que ayudar: por más motivación que tenga, por apasionante que sea el desafío, si me falta la ayuda de Dios no hago nada. Y, para conseguirla, cuento con la oración de ustedes por el obispo de Minas y por sus intenciones.

- ¿Cuáles son? - La primera, que haya más vocaciones sacerdotales; la segunda, que nos tomemos en serio a Jesucristo; la tercera (last but not least), que ustedes entiendan bien que el Master más importante es luchar por ser mejores personas cada día.


jueves, 4 de noviembre de 2010

ESO DE SER OBISPO... ¿DE QUÉ VA?

Gabi y Sito son sobrinos míos, viven en Madrid. Gabi es una chica muy mona y tiene pasión por el estudio (ha estudiado Hotelería, seguirá Marketing; en la foto, con la perra Olivia, de mi hermana Marga), aunque no sé si su pasión puede igualarse con la que siente Sito (Tomás, Tomasito = Sito) por la música. Sito es el fundador-compositor-director de un conjunto que se llama MyAlterEgo . (En la foto, Sito tragándose el micrófono).
El caso es que, cuando supieron que iban a tener un tío obispo, los dos me escribieron unos preciosos mensajes de felicitación. Sito, alegrándose conmigo por el nombramiento, me dijo con mucha sinceridad que no tenía mucha idea "de qué iba eso" de ser obispo... De ahí estas líneas.

Muy queridos Gabi y Sito: anteayer estuve otra vez en Minas, mi lugar de residencia habitual después del 28 de noviembre, cuando seré ordenado obispo. Cuando estaba llegando a la ciudad y empecé a ver las sierras y las combinaciones de verde de los árboles y el contraste con el azul celeste del cielo y... ¡bueno!: tienen que prometerme que un día vendrán a conocer los paisajes más encantadores del Uruguay. Esta primera idea es importante.

Pero hoy ustedes quieren saber qué haré yo como obispo o, mejor dicho, qué es lo que se espera que haga un obispo. Lo que se espera es parecido a lo que hace Sito con su orquesta. No me olvido del ensayo de MyAlterEgo, cuando estuve en enero pasado. ¡Cómo sonaba!... Sito estaba en su salsa por completo: corrigiendo el ritmo de la batería, animando al guitarra y al bajo, repitiendo la canción una y otra vez... Lo que a mí me corresponderá hacer, como obispo, es aunar los distintos instrumentos, de tal manera que la música salga... ¡como debe salir!: afinada, fiel a la partitura de su compositor.

Una vez, hace años, leé que en Inglaterra le habían dado a Paul Mc Cartney un premio importante, porque "Yesterday" es la canción más interpretada de la historia: de ella se han hecho algo así como 3.700 versiones... Es la misma música, pero la han interpretado desde Plácido Domingo hasta... ¿MyAlterEgo?

Bueno, en la Iglesia Católica, el Papa y los obispos (es el Papa quien nos elige) tenemos que estar vigilantes (obispo viene de "episkopo", en griego, que quiere decir eso, "vigilante"), para que, a lo largo de los siglos, la presencia de Jesús se mantenga viva y su mensaje sea siempre el mismo que Él nos dejó como la herencia más preciosa. Ustedes conocen a algunos sacerdotes de distintas Órdenes religiosas, a monjas y a algún monje... y, sobre todo, tienen cantidad de amigas y amigos que se toman en serio su fe, a otros que no tanto, a otros que quisieran conocer a Jesús pero nadie se los enseña... La misión del obispo es ayudar a todos a estar muy cerca de Él, dándolo a conocer y animando, a quienes ya lo conocen, a que difundan por todas partes el Evangelio, con su ejemplo de cristianos y con su palabra. ¡Todos la misma melodía, como "Yesterday", pero con gran variedad de acentos! No me dirán que no es apasionante...

Pero... hay un PERO: los colaboradores inmediatos del obispo son los sacerdotes: sin ellos, ¿qué va a hacer? Y resulta que, en Minas especialmente, son MUY POCOS. Por eso les tengo que pedir como el favor más grande: recen para que muchos muchachos se decidan a ser generosos con Dios y encuentren -¡Dios se la dará si se lo pedimos!- la vocación sacerdotal, que es la más grande que hay. Yo, ¿qué quieren que les diga? Hace 37 años que soy cura... ¡y no me cambio por nadie!

Por hoy es bastante. Algo les he dicho; lo suficiente, Gabi y Sito, para que a sus amigos puedan decirles: - ¿Sabéis que tengo un tío obispo? (¡Esto farda mucho!, ¿verdad?) Y te dirán: - ¡Ahí va! ¿Y qué hace ese tio? Y ustedes podrán responder: - Pues..., ¡dirige una orquesta!

Con todo cariño, un abrazo enorme,

Jaime




sábado, 30 de octubre de 2010

LECCIONES DE UN PEAJE

Ayer aprendí, entre otras cosas importantes, qué quiere decir ser obispo, y me apresuro a compartirlo con ustedes.
Eran las tres y media de la tarde y yo venía bajando desde Paysandú a Montevideo, después de despedirme de mis pagos sanduceros inolvidables. En el peaje sobre el embalse del río Negro, la chica que me atendió me preguntó si podía llevar hasta Trinidad (50 kilómetros) a un compañero de trabajo que había terminado su turno...

Se llama Richard, dentro de poco cumple 40 y se casó hace cinco años, después de ¡10! de novios. Su esposa (pido disculpas, no recuerdo ahora su nombre) tuvo su primera hija, Maite, hace dos años, y la segunda, Paulina, nació hace apenas cinco días. Ella es transfusionista y trabaja en el Hospital de Clínicas y en el Hospital Pereira Rossell. Cobra una miseria, la verdad sea dicha, pero es una de esas personas de las que se dice "es una vocacional", un título que le queda muy chico.

Con admiración, Richard me contaba que su esposa se mata trabajando, yendo y viniendo de Trinidad a Montevideo (188 kilómetros) y no ha podido conseguir que la trasladen a un hospital de Trinidad, como sería lo más lógico. Además de atender con todo cariño a niños con sida, hace cosas como ésta: después de tener a Maite amamantó también a otros niños del Pereira Rossell: -Porque sus madres no estaban, o porque los dejaban abandonados... Y ella es la que los sacó adelante.

Sonó el celular de Richard. Era ella. Él le explicó que venía hablando con un sacerdote, que enseguida llegaba... - Es que anoche no durmió y Maite tiene celos de su hermanita... A ver si tardo mucho, dice... Claro, quiere descansar.

La madre, cuando llegamos, estaba dándole el pecho a Paulina, una ratita que mide 50 centímetros. Le di una bendición y le dije a la madre que rezaría para que pronto pueda trabajar en Trinidad, sin tener que moverse tanto. Entonces ella, muy serenamente, sonriendo con la espontaneidad de la persona que sabe en qué Manos descansa, comentó: - Se ve que todavía no es el momento.

Seguí el viaje pensando en estas palabras... ¡Cuánto se preocupa uno cuando las cosas no salen como quiere!... La esposa de Richard me hizo una transfusión de confianza en Dios. Continué el viaje reflexionando también en algo que él me había dicho.

Como trabaja en las oficinas del peaje y yo preveo que en la ruta 8, de Minas a Montevideo, voy a tener que pagarlo muchas veces, le pregunté qué hay que hacer para obtener un pase libre. Con precisión profesional me contestó que, para obtenerlo, el auto debe estar matriculado en el departamento; tengo que llevar un certificado de residencia y de propiedad del vehículo y un recibo de luz o de agua; dependiendo de la distancia a la que se encuentre el lugar de trabajo del peaje, me darán más o menos descuento o incluso el pase libre. (Yo le había dicho a él por qué iré a vivir a Minas... Hablamos de la Virgen del Verdún, de cómo le salvó la vida a su padre... Hablamos de varias cosas más). El caso es que, terminando su explicación, Richard agregó:

- Bueno, pensándolo bien, si usted lleva el certificado de que es un trabajador de la Iglesia y que está en Minas, entonces también se le puede dar.

Ya está, definición exacta, no tengo nada que agregar. Amén.

martes, 26 de octubre de 2010

CONVERSACIÓN EN LA CATEDRAL

Ayer estuve en Minas, la primera desde que supe que el Papa me había nombrado Pastor de esa diócesis. Antes de irme al retiro en Buenos Aires habíamos arreglado con monseñor Rodolfo Wirz, Administrador Apostólico de Minas desde que la sede quedó vacante, que haríamos "un asadito" con los sacerdotes de la diócesis, para conocernos...

No fue "asadito". En su lugar, el párroco de la Catedral se encargó de organizar un almuerzo bastante parecido a "La fiesta de Babette", no sé si vieran esta estupenda película. Uno de los comensales, mientras se servía unos magníficos raviolones con salsa a la Carusso, después del aperitivo y un primer plato de fiambres, comentó: - ¡Qué bien se ve el mundo!, ¿verdad? Estuvimos todos de acuerdo.

En un tiempo en el que abundan las visiones negras, el encuentro de ayer fue un oasis. Dicho de otra manera: en lugar de las clásicas "pálidas" que abundan por doquier, lo que recibí en la reunión previa al almuerzo y durante y después, fue un baño de "cálidas": alegría fraterna, ilusiones de apostolado, programación de actividades...

Hice la oración de la tarde en la Catedral, delante del Santísimo y también mirando a la Inmaculada Concepción que la preside. Le di gracias a Dios, sobre todo, por el sentido sobrenatural de los sacerdotes: la verdad es que, sin él, sin fe, en definitiva, no se entiende que llegue un cura desconocido y lo reciban con tanto cariño, qué quieren que les diga.

Lo inesperado fue que apenas había empezado mi oración, cuando oí voces de niños que entraban en la Catedral... Me asomé a la nave y vi que en varias filas de bancos se acomodaban unos cuarenta niños y niñas, con su clásico guardapolvo blanco y su moña azul, y algunas señoras maestras. Me dijo el P. Pablo, que los acompañaba, que era una excursón de chicos de una escuela de Canelones: ellos habían querido conocer por dentro la Catedral.

Les dije entonces unas palabras y los animé a rezarle a Jesús y a la Virgen... Una niña de 9 o 10 años me soltó: - ¿Y cómo se reza? Les expliqué a todos que rezar es hablar a Dios de los que les pasa, de lo que necesitan..., y también que hay oraciones como el Padrenuestro y el Avemaría, que son preciosas, que las deberían aprender... Entonces las recé yo en voz alta... y nadie me respondió.

Hasta hoy no puedo olvidarme de esa criatura que, antes que con las palabras, estaba pidiendo con los ojos lo más cálido que hay en el mundo.




jueves, 21 de octubre de 2010

EL ARTE DE TITULAR


Titular las informaciones es casi un arte. Reflejar en pocas palabras atractivas el contenido de la noticia, es un oficio que se aprende con el tiempo. En todo caso, lo que se pide al título es que sea veraz y que el lector sienta interés en leer la noticia.

Digo esto porque el domingo pasado, cuando faltaba poco más de una hora para tomar el ómnibus que me llevaba a Colonia y de ahí a Buenos Aires, me llamó una periodista de un diario de Montevideo para pedirme unas declaraciones. Le respondí que se las daría con mucho gusto, si me mandaba por mail las preguntas. Así lo hizo y en un rato las contesté y se las envié.

Al día siguiente me sorprendió el titular: OBISPO INDIGNADO POR ANTECEDENTES EN MINAS. A continuación, una síntesis de mis respuestas, en cuatro o cinco párrafos.

Ahora, una vez superada la indignación que le provocó el título a este futuro obispo, ofrezco la entrevista completa para que cada uno saque sus conclusiones.



- ¿Cómo recibió la noticia de su designación como obispo? ¿La esperaba o fue sorpresiva?


- Desde hace un tiempo diría que "circulaba" mi nombre. No era la primera vez que esto pasaba, así había sido en otras oportunidades, de modo que traté de no darle más importancia. Pero... ¡esta vez era verdad! Fue una sorpresa a medias..., pero no ha dejado de ser sorpresa: he sentido alegría por la confianza que el Santo Padre Benedicto XVI ha tenido en mí y, al mismo tiempo, el temor de no estar a la altura de lo que se espera de un obispo. Pero la gracia de Dios ayuda. Confío plenamente en Él y en su Madre, la Santísima Virgen.

- ¿Cuál es su percepción del estado de la fe de los uruguayos? ¿somos gente de fe?, ¿se ha alejado la gente de la Iglesia, como se dice entre el común de la gente?

- De esto se puede hablar horas... y de hecho se habla. Mi percepción, hablando en general, es que tenemos fe en Dios y que nos falta profundizar en ella. También, que deberíamos manifestarla con alegría y libertad interior. Por otra parte, no creo que la gente se haya alejado de la Iglesia, sino que hay muchas personas que de veras desean acercarse a ella y encontrar en ella lo que la Iglesia tiene para dar: el conocimiento del amor con el que Dios nos quiere, la enseñanza de Jesucristo y los sacramentos, que son los canales por los que Dios llega a nosotros.

- ¿Cuáles son sus principales y primeros objetivos al encarar la conducción de la diócesis de Minas?

- Lo primero de todo..., ¡conocer la diócesis! Aprender de sus sacerdotes, escuchar a las personas... Esta mañana del domingo estuve visitando a tres sacerdotes de la diócesis de Minas que ya están retirados en el Hogar Sacerdotal, después de haber trabajado en Minas muchos años, y ya aprendí de ellos bastantes cosas, sólo con verlos y oírlos hablar. Ese es mi primer y fundamental objetivo. Después de escuchar, conocer y rezar, Dios nos ayudará a encontrar los caminos más adecuados para cumplir la misión de la Iglesia.

- El año pasado, el anterior obispo de Minas, Mons. Barboza, renunció a su cargo, tras hacerse público que presuntamente mantuvo relaciones homosexuales. ¿Cree que esto afectó a la comunidad de Minas? ¿Es necesario hacer un trabajo pastoral para para que vuelvan a acercarse fieles que quizás por este hecho se alejaron?

- Sin duda que ese hecho debe haber afectado a la comunidad de Minas. Pero la vida misma de la Iglesia enseña que la fe en Dios y en su Iglesia está por encima de los errores humanos; después de un tiempo de sequía la lluvia vuelve a caer y otra vez hay flores y frutos y cosecha. Estoy seguro de que Minas no será la excepción.

- Al asumir este cargo, ¿piensa adoptar alguna medida o forma de trabajo, para evitar que lo que sucedió con Barboza, pueda repetirse con algún otro sacerdote de la comunidad?

- Repito que lo primero que tengo que hacer es escuchar; lo segundo, escuchar; y lo tercero, escuchar.

- ¿Qué opina de las denuncias de pedofilia que en distintas partes del mundo acechan a la Iglesia Católica? ¿Cree que se ha hecho una burbuja del tema o que se trata de una suerte de ataque contra la Iglesia o son reales las denuncias?

- La Santa Sede ha dado normas muy precisas, que se pueden consultar en Internet, para prevenir que en el futuro no vuelvan a ocurrir cosas como las que han sucedido. Es verdad que los casos que se han dado, en comparación con el número total de sacerdotes, son muchos menos que los que ocurren en otras instituciones o ambientes. Algunos aprovechan y pretenden desprestigiar a la Iglesia. Pero hay que reconocer que la indignación que ha producido lo ocurrido, por la que el Papa no ha dejado de pedir perdón muchas veces, es una muestra de que es muy alto y valioso lo que la Iglesia predica y que el mundo tiene derecho a esperar de sus ministros conductas por completo coherentes con este mensaje. De aquí nuestra gran responsabilidad de no defraudar.




martes, 19 de octubre de 2010

COMO UNA CATARATA



Estoy abrumado; abrumado y muy contento. El sábado 16 celebré Misa en la Catedral de Salto, a las 7.30 de la mañana, como he hecho habitualmente durante mis sábados salteños. Después de rezar Laudes, no dejé pasar la ocasión de pedir que rezaran por el nuevo obispo de Minas...
Al terminar la Misa y hasta la noche –no exagero-, durante el viaje en auto a Paysandú y en ómnibus hasta Montevideo, recibí una catarata de SMS y llamadas por el celular. El domingo continuó el concierto electrónico, hasta que me embarqué en Colonia rumbo a Buenos Aires, donde estoy ahora abrumado por tanto cariño que agradezco muy de veras, y sin conexión de celular. Me han felicitado cantidad de amigos, sacerdotes muchos de ellos, y también feligreses de Minas que aún no conozco. Les he pedido a todos que recen por mí y lo reitero ahora.
El sábado y el domingo se leyó en las parroquias y capillas de la diócesis esta carta, que quiero compartir también con ustedes.




Muy queridos fieles de la Iglesia que vive en la diócesis de Minas:

Hoy se ha hecho público que el Santo Padre, Benedicto XVI, me ha encomendado ser Pastor de esa preciosa porción de la Iglesia Católica. Desde que lo supe empecé a encomendarme y a encomendarlos a todos a la Santísima Virgen, la Inmaculada del Verdún. ¿En qué mejores manos podremos estar que en las de nuestra Madre?

Por una coincidencia no buscada, el anuncio de mi nombramiento se ha hecho cuando se cumple un nuevo aniversario de aquel inolvidable 16 de octubre de 1978, en que fue elegido el gran papa Juan Pablo II. Recuerdo, haciéndolas muy mías, sus primeras palabras: dijo que había sentido miedo al recibir la designación, pero que la había aceptado “con espíritu de obediencia a Nuestro Señor Jesucristo y con confianza plena en su Madre María Santísima”. Minas está amparada por el manto celeste de Nuestra Señora y yo también quiero cobijarme en él.

Espero ir muy pronto a conocerlos y escucharlos. El 19 de abril pasado fue la última vez que estuve en la diócesis, celebrando en el Verdún el 50º aniversario de su creación y la erección del Santuario. Entonces no podía pensar que seis meses más tarde estaría escribiendo esta carta. Los caminos de Dios no son, sin duda, nuestros caminos.
Quisiera agradecerle especialmente a Monseñor Rodolfo Wirz, con quien compartimos una amistad que se remonta a nuestros estudios liceales, la abnegación con que, durante este tiempo de sede vacante, ha desempeñado el cargo de Administrador Apostólico de la diócesis: que el Señor premie su esfuerzo con muchas bendiciones.
En esta semana que comienza estaré en Argentina haciendo un retiro, como preparación para la ordenación episcopal. Les ruego que recen por mí. De modo especial lo pido a cada uno de mis hermanos sacerdotes, con quienes me siento íntimamente unido.
A los enfermos, en primer lugar, y a todos, les envío una bendición llena de afecto en el Señor,

Jaime Fuentes
Obispo electo de Minas

sábado, 16 de octubre de 2010

DIBUJAR UN CORDERO... Y ALGO MÁS

Hoy ya es público que el Papa Benedicto XVI me ha nombrado obispo de la diócesis de Minas. El martes pasado me lo comunicó el Señor Nuncio Apostólico y le respondí que sí, que aceptaba. Entonces se renovó en mi interior la impresión de Saint-Exupèry: cuenta que, mientras trataba de arreglar su avión en el desierto, se le apareció un Principito pidiéndole que le dibujara un cordero… Comenta el escritor: “Cuando el misterio es demasiado impresionante, no es posible desobedecer”.
Desde ese día recomencé la lectura del libro de Juan Pablo II ¡Levantaos! ¡Vamos!, que el gran Papa le regaló a la Iglesia pocos meses antes de irse al Cielo. La actitud interior con que lo estoy leyendo ahora es muy distinta de la primera vez, cuando apenas fue publicado. Entonces sentía el interés natural por conocer este libro del Santo Padre, para conocer sus experiencias como obispo desde que fuera nombrado cuando tenía solamente 38 años.

En esta segunda lectura me sorprendo a mí mismo identificado con el sentimiento de Karol Wotyla, cuando supo que había sido nombrado Obispo auxiliar de Cracovia. Cuenta que, después de conocer la noticia, tomó el tren de regreso… “Llevaba conmigo el libro de Hemingway 'El viejo y el mar'. Leí durante casi toda la noche y solo conseguí adormecerme un rato. Me sentía más bien raro...”. Un poco más adelante vuelve a aparecer esa “rareza”: lo felicitan por el nombramiento y él dice: “Sonreí y me alejé, dirigiéndome al grupo de los amigos, donde tomé mi canoa; pero cuando me puse a remar, me sentí de nuevo un poco extraño”.
Exactamente así estoy yo ahora, y no es para menos: que te llamen para ser -¡ay, Señor!- sucesor de los Apóstoles, es excesivamente grande. Lo explica Juan Pablo II en su libro: “Precisamente durante aquellos días había oído estas palabras (“sucesor de los Apóstoles”) de boca de un físico conocido mío (…) Yo, un sucesor, pensaba con gran humildad en los Apóstoles de Cristo y en aquella larga e ininterrumpida cadena de obispos que, mediante la imposición de las manos, habían transmitido a sus sucesores la participación en la misión apostólica. Ahora tenían que transmitírmela también a mí. (…) ¡Admirable don y misterio!”.
Hoy no puedo decir más. Lo que me ha caído encima es bastante más complicado que dibujar un cordero: tengo que ser, de veras, un Buen Pastor.
El domingo me iré de retiro a Argentina: creo que es lo más “práctico” que puedo hacer. Por favor, acompáñenme rezando por mí y por la diócesis de Minas: ¡gracias, que Dios los bendiga!

jueves, 14 de octubre de 2010

¡CHI-CHI-CHI... LE-LE-LE!...

Los chilenos lloran de emoción y con ellos lloramos en todo el mundo. Los mineros han rezado en las entrañas de la tierra y, al salir de ella, no pocos se han arrodillado a dar gracias a Dios. Los invito a rezar, meditándololas, estas estrofas del salmo 139.





“Señor, Tú me examinas y me conoces.
Tú sabes cuándo me siento y me levanto.
Penetras desde lejos mis pensamientos…

¿Adónde alejarme de tu espíritu?
¿Adónde huir de tu presencia?
Si subo al cielo, allí estás Tú;
si bajo hasta el seol, allí te encuentras.
Si monto en las alas de la auroa
y habito en los confines del mar,
también allí me guiará tu mano,
me sujetará tu diestra…

Si digo: “que al menos me cubran las tinieblas
y la luz se haga noche en tono a mí!”.
Tampoco las tinieblas son para ti oscuras,
pues la noche brilla como el día;
las tinieblas, como la luz.

Tú has formado mis entrañas,
me has plasmado en el vientre de mi madre.
Te doy gracias porque me has hecho como un prodigio:
tus obras son maravillosas, bien lo sabe mi alma.

No se te ocultaban mis huesos
cuando en secreto iba yo siendo hecho,
cuando era formado en lo profundo de la tierra.

¡Qué profundos son para mí,
tus pensamientos, Dios mío, qué grande su número!”

lunes, 11 de octubre de 2010

RECONOCIDA LA CONCIENCIA, NO ES POCO

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa rechazó el 7 de octubre, el llamado Informe McCafferty, que pretendía convertirse en una Recomendación del Consejo, obligando a médicos, personal sanitario e instituciones asistenciales a practicar abortos, al restringir e incluso suprimir -en el caso de las instituciones sanitarias- el derecho a objetar y negarse a realizar o colaborar en abortos provocados.

El citado Informe convertía el aborto en un “derecho”, una prestación sanitaria enmarcada en la salud sexual y reproductiva de las mujeres y consideraba que la objeción de conciencia de los médicos obstaculizaba de manera caprichosa “los derechos sexuales y reproductivos” de las mujeres.
El Informe preveía igualmente mecanismos efectivos de control, es decir persecución de los médicos y personal sanitario que se negaran a practicar o colaborar en abortos provocados.

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa no sólo ha rechazado los presupuestos del Informe McCafferty y la propuesta de recomendación que limitaba el derecho a la objeción, sino que ha aprobado una Resolución (nº 1763) titulada Derecho a la objeción de conciencia en la atención médica.

El texto de la Resolución es el siguiente:

1. Ninguna persona, hospital o institución será coaccionada, considerada civilmente responsable o discriminada debido a su rechazo a realizar, autorizar, participar o asistir en la práctica de un aborto, eutanasia o cualquier otro acto que cause la muerte de un feto humano o un embrión, por cualquier razón.

2. La Asamblea Parlamentaria enfatiza la necesidad de afirmar el derecho a la objeción de conciencia junto a la responsabilidad del Estado de asegurar que los pacientes tienen un acceso adecuado a la atención sanitaria prevista por la ley. La Asamblea es consciente de que el ejercicio sin regulación de la objeción de conciencia puede afectar de modo desproporcionado a las mujeres, especialmente a las que tienen bajos niveles de renta o viven en zonas rurales.

3.- En la gran mayoría de los Estados miembros del Consejo de Europa, la práctica de la objeción de conciencia está regulada de modo adecuado.
Existe un marco legal claro y completo que garantiza que -en el ejercicio de la objeción de conciencia por los profesionales sanitarios- se respetan los intereses y derechos de quienes buscan un acceso a prestaciones sanitarias admitidas por la ley.
4.- A la luz de las obligaciones de los Estados miembros de asegurar el acceso a los servicios y prestaciones sanitarias admitidas por la ley y de proteger el derecho a la protección de la salud, así como su obligación de asegurar el respeto al derecho a la libertad ideológica, de conciencia y religión de los profesionales sanitarios, la Asamblea invita a los Estados miembros del Consejo de Europa a desarrollar marcos legales claros y completos que definan y regulen la objeción de conciencia en relación con los servicios médicos y de salud, los cuales:

4.1. garanticen el derecho a la objeción de conciencia en relación con la participación en el procedimiento en cuestión
4.2. aseguren que los pacientes son informados de cualquier objeción, en un plazo adecuado, así como que son derivados a otro profesional sanitario.
4.3. aseguren que los pacientes reciben tratamiento adecuado, en particular en casos de emergencia.
(Tomado de NOTICIAS GLOBALES)

jueves, 7 de octubre de 2010

LA FAMILIA QUE REZA UNIDA...

Hoy es la fiesta de Nuestra Señora del Rosario. ¿Cómo olvidar lo que nos dijo Juan Pablo II sobre esta devoción mariana, en su Carta apostólica El Rosario de la Virgen María? Quisiera recordar esta persuasión del Papa: "La Iglesia ha visto siempre en esta oración una particular eficacia, confiando las causas más difíciles a su recitación comunitaria y a su práctica constante". Y, más en concreto, nos animaba a pedirle a la Virgen por dos intenciones: la paz en el mundo y la familia, "célula de la sociedad, amenazada cada vez más por fuerzas disgregadoras, tanto de índole ideológica como práctica, que hacen temer por el futuro de esta fundamental e irrenunciable institución y, con ella, por el destino de toda la sociedad". Es un buen propósito, para este mes de octubre, rezar el Rosario. Agregaba también el Papa:


La familia que reza unida, permanece unida. El Santo Rosario, por antigua tradición, es una oración que se presta particularmente para reunir a la familia. Contemplando a Jesús, cada uno de sus miembros recupera también la capacidad de volverse a mirar a los ojos, para comunicar, solidarizarse, perdonarse recíprocamente y comenzar de nuevo con un pacto de amor renovado por el Espíritu de Dios.

Muchos problemas de las familias contemporáneas, especialmente en las sociedades económicamente más desarrolladas, derivan de una creciente dificultad para comunicarse. No se consigue estar juntos y a veces los raros momentos de reunión quedan absorbidos por las imágenes de un televisor. Volver a rezar el Rosario en familia significa introducir en la vida cotidiana otras imágenes muy distintas, las del misterio que salva: la imagen del Redentor, la imagen de su Madre santísima. La familia que reza unida el Rosario reproduce un poco el clima de la casa de Nazaret: Jesús está en el centro, se comparten con él alegrías y dolores, se ponen en sus manos las necesidades y proyectos, se obtienen de él la esperanza y la fuerza para el camino.

Es hermoso y fructuoso confiar también a esta oración el proceso de crecimiento de los hijos. ¿No es acaso, el Rosario, el itinerario de la vida de Cristo, desde su concepción a la muerte, hasta la resurrección y la gloria? Hoy resulta cada vez más difícil para los padres seguir a los hijos en las diversas etapas de su vida. En la sociedad de la tecnología avanzada, de los medios de comunicación social y de la globalización, todo se ha acelerado, y cada día es mayor la distancia cultural entre las generaciones. Los mensajes de todo tipo y las experiencias más imprevisibles hacen mella pronto en la vida de los chicos y los adolescentes, y a veces es angustioso para los padres afrontar los peligros que corren los hijos. Con frecuencia se encuentran ante desilusiones fuertes, al constatar los fracasos de los hijos ante la seducción de la droga, los atractivos de un hedonismo desenfrenado, las tentaciones de la violencia o las formas tan diferentes del sinsentido y la desesperación. Rezar con el Rosario por los hijos, y mejor aún, con los hijos, educándolos desde su tierna edad para este momento cotidiano de «intervalo de oración» de la familia, no es ciertamente la solución de todos los problemas, pero es una ayuda espiritual que no se debe minimizar.

Se puede objetar que el Rosario parece una oración poco adecuada para los gustos de los chicos y los jóvenes de hoy. Pero quizás esta objeción se basa en un modo poco esmerado de rezarlo. Por otra parte, salvando su estructura fundamental, nada impide que, para ellos, el rezo del Rosario –tanto en familia como en los grupos– se enriquezca con oportunas aportaciones simbólicas y prácticas, que favorezcan su comprensión y valorización. ¿Por qué no probarlo?

lunes, 4 de octubre de 2010

SAN FRANCISCO, ¡ruega por NOSOTROS!


¿Conocen ustedes la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DEL ANIMAL, aprobada por las Naciones Unidas? Hoy, fiesta de San Francisco de Asís, patrono de los animales, recomiendo la lectura de sus Considerandos y de sus 14 Artículos. En el contexto de la difusión universal del aborto, promovido por agencias de las mismas Naciones Unidas, al terminar la lectura sugiero pedir al santo de Asís, fervorosamente, que interceda por nosotros, los que nos llamamos hombres. Por si acaso les diera pereza pinchar aquí para leer toda la Declaración, reproduzco sus tres primeros Artículos aclarando que no se refieren a los bebés non natos, sino a las arañas, a los escorpiones, a las serpientes... ¡San Francisco, ruega por nosotros!

1. Todos los animales nacen iguales ante la Vida y tienen los mismos derechos a la existencia.

2. Todo animal tiene derecho al respeto. El hombres, en tanto que especie animal, no puede atribuirse el derecho de exterminar a otros animales, o de explotarlos violando este derecho. Tiene la obligación de poner sus conocimientos al servicio de los animales. Todos los animales tienen derecho a la atención, los cuidados y a la protección del hombre.

3. Ningún animal será sometido a malos tratos ni actos de crueldad. Si es necesaria la muerte de un animal, ésta debe ser instantánea, indolora y no comportará angustia alguna para la víctima.

jueves, 30 de septiembre de 2010

MINEROS CHILENOS - BEBÉS URUGUAYOS

Los 33 mineros chilenos que están en el vientre de la tierra desde hace un mes y medio, dan mucho que hablar. Para traerlos a la luz se han puesto en marcha, por si alguno falla, tres planes diferentes que son seguidos hora tras hora por sus familias, por todo Chile y por el mundo, tanta es la conmoción provocada por estos hombres.

En Uruguay, acaba de recomenzar la discusión acerca de la conveniencia de “despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo”, es decir, hablando en claro, de legalizar el aborto. Es lo de los mineros chilenos, pero exactamente al revés: en vez de pensar cómo salvar las vidas humanas que están en el vientre de sus madres, se pretende eliminarlos.

Cuando el 14 de noviembre de 2008 el Presidente Vázquez vetó la ley del aborto, los motivos con los que justificó su decisión tienen hoy tanta validez como entonces, porque no son políticos, sino exclusivamente científicos. Los recuerdo textualmente:

1) “La legislación no puede desconocer la realidad de la existencia de vida humana en su etapa de gestación, tal como de manera evidente lo revela la ciencia”.



2)“Descubrimientos revolucionarios, como la fecundación in vitro y el ADN con la secuenciación del genoma humano dejan en evidencia que desde el momento de la concepción hay allí una vida humana nueva, un nuevo ser”.

3) “Hay consenso en que el aborto es un mal social que hay que evitar. Sin embargo, en los países en que se ha liberalizado el aborto, éstos han aumentado. En los Estados Unidos, en los primeros diez años, se triplicó, y la cifra se mantiene: la costumbre se instaló. Lo mismo sucedió en España”.


Quienes están a favor de la legalización del aborto parecen ignorar estos argumentos y afirman que “lo importante es que no mueran mujeres por abortos mal hechos”. Es, sin duda, un sentimiento bueno, pero se olvida que una mujer embarazada lleva en su vientre un nuevo ser, el más indefenso de todos, que reclama en silencio su derecho a vivir.

Entonces, ¿qué hacer? En la carta de Vázquez hay una respuesta profundamente humana: “buscar una solución basada en la solidaridad, que permita promocionar a la mujer y a su criatura, otorgándole la libertad de poder optar por otras vías y, de esta forma, salvar a los dos. Es menester atacar las verdaderas causas del aborto en nuestro país y que surgen de nuestra realidad socio-económica. Existe un gran número de mujeres, particularmente de los sectores más carenciados, que soportan solas la carga del hogar. Para ello, hay que rodear a la mujer desamparada de la indispensable protección solidaria, en vez de facilitarle el aborto”.

En Chile se está haciendo de todo para salvar la vida de 33 mineros. Por los niños uruguayos y por sus madres, por el presente y por el futuro de nuestro país, ¿no habrá que pensar soluciones más inteligentes que la de legalizar el aborto?

domingo, 26 de septiembre de 2010

UN TALENTO + UN TALENTO = MARAVILLA

Los talentos es todo un tema: ¿alcanza con tenerlos, cómo se explican, cómo se cultivan?...
Hace un par de semanas, en Paysandú, tuve la suerte de conocer a los padres de Cecilia Siqueira, una joven sanducera que, según ellos me contaron, desde que tenía 5 años empezó a mostrar un especial talento para la guitarra. Hay que decir que Julio y Raquel, los padres, tuvieron mucho que ver en la transmisión de ese don, puesto que los dos son profesores de guitarra. (Se debe agregar, en honor a la verdad histórica, que antes de nacer Cecilia los dos lo pasaron mal, porque pensaron que la niña podría nacer sorda, puesto que su mamá siguió dando clases durante el embarazo… y basta con apoyar el oído en la caja de una guitarra y hacer sonar las cuerdas, para imaginar cómo deberían retumbar en los finísimos tímpanos de la criatura non nata…). Pero gracias a Dios no fue así, sino todo lo contrario: Cecilia nació en 1982 con un oído finísimo.
El talento necesita cultivarse, y el cultivo es esfuerzo, es vencimiento de la pereza, es perseverar en el empeño hasta superar las dificultades. A los siete años, Cecilia Siqueira iba al colegio “Neike”, en Paysandú, y estudiaba la guitarra. Cuando llegó al liceo “Nuestra Señora del Rosario”, siguió con su guitarra horas y horas. Al cumplir los 15 ganó el primer premio en un concurso nacional y, a los 17, fue invitada a dar algunos conciertos en Alemania, previo permiso de sus padres que, después de dárselo, me contaron que estuvieron rezando durante el mes que duró su ausencia, encomendando al Cielo que no que no le pasara nada a la hija.
El año 2001 fue muy especial. Cecilia se presentó en el Concurso Internacional de Música de Caxías, en Brasil, y llegó a la final compitiendo con el joven Fernando Lima, oriundo de San Bento Abade, una pequeña ciudad del estado de Minas Gerais. Me contaba Raquel que, después de escuchar la ejecución impecable de Fernando, Cecilia pensó que nunca podría ganarle… Pero cuando ella terminó de tocar, el problema lo tuvo el jurado: tan buena había sido la interpretación de los dos que, después de deliberar largamente, llegaron a una imprevista y justa solución: le dieron a ambos el primer premio.
Para no alargarme, Cecilia y Fernando forman desde hace unos años el Dúo Siqueira-Lima, que va regalando una música extraordinaria por los escenarios de todo el mundo: desde Scarlatti a La Cumpasita, desde Albinoni a la música popular brasileña, sus guitarras invitan a la oración y a la alegría, y son capaces de elevarte hasta poner a Dios al alcance de un suspiro.
La historia sigue. Hace cinco años, Cecilia y Fernando se convirtieron en esposos; se casaron acá, en Paysandú. El talento común, sin duda, ha tenido mucho que ver en su unión como esposos y, según me contaban Julio y Raquel, no cuentan las horas de trabajo -¡los talentos son inspiración y transpiración!- que deben invertir para ensayar sus conciertos y los CD que han grabado.
En la página web del Duo Siqueira-Lima se pueden seguir sus andanzas por todo el mundo. Lo único que falta en su itinerario es… ¡tocar en Uruguay! A ver quién los trae…
El video que les presento es un “divertimento”, de Cecilia y Fernando… Es un botoncito de muestra de lo que pueden hacer dos talentos unidos. Por lo demás, es bastante obvio que, cuando llegue el primer descendiente, el dúo se transformará en trío.


martes, 21 de septiembre de 2010

EL PAPA EN LA SOCIEDAD LIBERADA

Que el viaje del Papa a Inglaterra fue un “gran éxito”, lo dice todo el mundo. Algunos, desde su óptica peculiar, han querido precisar que ha sido un éxito de las “relaciones públicas” del Papa… Otros, como Ross Douthat en el New York Times, dicen cosas tan interesantes como estas:

“La opinión convencional sostiene que el papado es cada vez más una piedra de molino alrededor del cuello romano del catolicismo. Si no fuera por los reaccionarios del Vaticano, se dice, los sacerdotes podrían haber sido autorizados a casarse (...). El control de la natalidad, las relaciones homosexuales, el divorcio y nuevo matrimonio podrían haber sido bendecidos, volviendo así a traer al redil a los católicos no practicantes. Sin embargo, ninguno de estos supuestos tiene evidencias reales que los respalde (...).


"Sí, la exclusiva afirmación teológica de la Iglesia y su estricto mensaje moral no encajan bien en una sociedad multicultural, sexualmente liberada. Pero el ejemplo de los rivales del catolicismo sugiere que la iglesia podría estar mucho peor si se hubiera remodelado para adaptarse a los valores dominantes de la época. Eso es lo que han hecho en las últimas cuatro décadas las principales corrientes del protestantismo, y en vez de ganar miembros han menguado hasta llegar a la irrelevancia”.

"El Vaticano de Benedicto XVI y Juan Pablo II, por el contrario, se ha esforzado por mantener la continuidad con la tradición cristiana, aun a riesgo de parecer reaccionario y desfasado.(...) La continuidad, y no la rápida y tal vez temeraria adaptación, siempre ha sido el propósito del papado y el secreto de su fuerza duradera".

"[El viaje] ha sido un momento extraordinario, y un recordatorio de la resistencia del catolicismo a través de un abismo de años que ha consumido tronos, naciones, civilizaciones enteras. Esta, sobre todo, es la razón por la que la multitud aplaudió al Papa en Edimburgo, Londres y Birmingham. Porque, casi cinco siglos después de que la fe católica fuera estrangulada, al parecer, la Iglesia todavía está viva en Gran Bretaña".

lunes, 20 de septiembre de 2010

SENTARSE A PENSAR

El primer ministro británico, David Cameron, al despedir ayer a Benedicto XVI le agradeció, emocionado, su visita a las Islas. Dijo, entre otras cosas, que el Papa no sólo había hablado a 6 millones de católicos, sino a 60 millones de ciudadanos de distintas creencias, o de ninguna, pero que había animado a todos a "sentarse a pensar". En efecto, baste este video como pequeñísimo botón de muestra. Todo lo que dijo Benedicto XVI se encuentra en la página oficial de la Santa Sede.


domingo, 19 de septiembre de 2010

viernes, 17 de septiembre de 2010

TO COPY & PASTE

Esta mañana, en el campus de la Universidad de Saint Mary, el Papa habló a 4.000 alumnos de las escuelas católicas del Reino Unido, y les ha dicho cosas que seguramente ni ellos ni sus profesores esperaban. Me he tomado la libertad de “traducir” sus palabras a nuestro modo de hablar en castellano, con la ilusión de que los lectores de este blog –los de este lado de acá- hagan el “copy & paste” y las repartan: a cuantas más chicas y chicos mejor.






No es frecuente que un Papa u otra persona tenga la posibilidad de hablar a la vez a los alumnos de todas las escuelas católicas de Inglaterra, Gales y Escocia. Y como tengo esta oportunidad, hay algo que deseo enormemente decirles. Espero que, entre quienes me escuchan hoy, esté alguno de los futuros santos del siglo XXI. Lo que Dios desea más de cada uno de ustedes es que sean santos. Él los ama mucho más de lo que jamás podrían imaginar y quiere lo mejor para ustedes. Y, sin duda, lo mejor es que crezcan en santidad.


Quizás alguno de ustedes nunca antes pensó esto. Quizás, alguno opina que la santidad no es para él. Dejen que me explique. Cuando somos jóvenes, solemos pensar en personas a las que respetamos, admiramos y como las que nos gustaría ser. Puede que sea alguien que encontramos en nuestra vida diaria y a quien tenemos una gran estima. O puede que sea alguien famoso. Vivimos en una cultura de la fama, y a menudo se alienta a los jóvenes a modelarse según las figuras del mundo del deporte o del entretenimiento. Les pregunto: ¿cuáles son las cualidades que ven en otros y que más les gustarían para ustedes? ¿Qué tipo de persona les gustaría ser de verdad?


Cuando los invito a ser santos, les pido que no se conformen con ser de segunda fila. Les pido que no persigan una meta limitada y que ignoren las demás. Tener dinero posibilita ser generoso y hacer el bien en el mundo, pero, por sí mismo, no es suficiente para hacerlos felices. Estar altamente cualificado en determinada actividad o profesión es bueno, pero esto no les llenará de satisfacción a menos que aspiren a algo más grande aún. Llegar a la fama, no nos hace felices. La felicidad es algo que todos quieren, pero una de las mayores tragedias de este mundo es que muchísima gente jamás la encuentra, porque la busca en los lugares equivocados. La clave para esto es muy sencilla: la verdadera felicidad se encuentra en Dios. Necesitamos tener el valor de poner nuestras esperanzas más profundas solamente en Dios, no en el dinero, la carrera, el éxito mundano o en nuestras relaciones personales, sino en Dios. Sólo él puede satisfacer las necesidades más profundas de nuestro corazón.



Dios no solamente nos ama con una profundidad e intensidad que difícilmente podremos llegar a comprender, sino que, además, nos invita a responder a su amor. Todos saben lo que sucede cuando encuentran a alguien interesante y atractivo, y quieren ser amigo suyo. Siempre están esperando resultar interesantes y atractivos, y que deseen ser sus amigos. Dios quiere la amistad de cada uno de ustedes. Y cuando se comienza a ser amigo de Dios, todo en la vida empieza a cambiar. A medida que lo van conociendo mejor, perciben el deseo de reflejar algo de su infinita bondad en sus propias vidas. Les atrae la práctica de las virtudes. Comienzan a ver la avaricia y el egoísmo y tantos otros pecados como lo que realmente son, tendencias destructivas y peligrosas que causan profundo sufrimiento y un gran daño, y desean evitar caer en esas trampas. Empiezan a sentir compasión por la gente con dificultades y sienten ansias de hacer algo por ayudarles. Quieren prestar ayuda a los pobres y hambrientos, consolar a los tristes, desean ser amables y generosos. Cuando todo esto comience a sucederles, es que están en camino hacia la santidad.



(…) No se contenten con ser mediocres. El mundo necesita buenos científicos, pero una perspectiva científica se vuelve peligrosa si ignora la dimensión religiosa y ética de la vida, de la misma manera que la religión se convierte en limitada si rechaza la legítima contribución de la ciencia en nuestra comprensión del mundo. Necesitamos buenos historiadores, filósofos y economistas, pero si su aportación a la vida humana, dentro de su ámbito particular, se enfoca de manera demasiado reducida, pueden llevarnos por mal camino.



Queridos amigos, les agradezco su atención; les prometo que rezaré por ustedes y les pido que recen por mí. Espero ver a muchos de ustedes el próximo agosto, en la Jornada Mundial de la Juventud, en Madrid. Mientras tanto, que Dios los bendiga.

jueves, 16 de septiembre de 2010

BENEDICTO XVI: MÁS CLARO, IMPOSIBLE


Esta tarde el Papa celebró la Santa Misa en Glasgow, en un enorme prado que se conoce como Bellahouston. La vi por televisión y sentí muy especialmente la comunión de los santos: esa multitud de más de 100.000 personas siguiendo con recogimiento y cantando con fervor y, sobre todo, escuchando con gran atención las palabras de Benedicto XVI, crearon un clima sobrenatural que llegaba hasta Paysandú, figúrense. Y es que las distancias no existen cuando Dios está por medio.
Dice una información de la BBC que, después de la homilía del Papa, Susan Boyle cantó el himno How Great Thou Art. Lo creo, pero yo no la escuché: estaba concentrado en las palabras del Santo Padre. Destaco solamente algunas de sus frases, invitando a leer completa ésta y las otras homilías y discursos que pronunciará durante su estadía en Inglaterra: son un soplo del Espíritu Santo.

Cristo continúa enviando a sus discípulos a todo el mundo para proclamar la venida de su Reino y llevar su paz al mundo, empezando casa por casa, familia por familia, ciudad por ciudad.

La evangelización de la cultura es de especial importancia en nuestro tiempo, cuando la “dictadura del relativismo” amenaza con oscurecer la verdad inmutable sobre la naturaleza del hombre, sobre su destino y su bien último.

Algunos buscan excluir de la esfera pública las creencias religiosas, relegarlas a lo privado, objetando que son una amenaza para la igualdad y la libertad. Sin embargo, la religión es en realidad garantía de auténtica libertad y respeto, que nos mueve a ver a cada persona como un hermano o hermana.

Os invito particularmente a vosotros, fieles laicos, en virtud de vuestra vocación y misión bautismal, a ser no sólo ejemplo de fe en público, sino también a plantear en el foro público los argumentos promovidos por la sabiduría y la visión de la fe.

La sociedad actual necesita voces claras que propongan nuestro derecho a vivir, no en una selva de libertades autodestructivas y arbitrarias, sino en una sociedad que trabaje por el verdadero bienestar de sus ciudadanos y les ofrezca guía y protección en su debilidad y fragilidad. No tengáis miedo de ofrecer este servicio a vuestros hermanos y hermanas, y al futuro de vuestra amada nación.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

EL SUEÑO QUE NUNCA SOÑÓ

La verdad es que mañana, jueves, me encantaría estar en el aeropuerto de Edimburgo recibiendo al Papa. Pero más me gustaría, a las cinco y cuarto de la tarde, asistir a la Misa que celebrará en el Bellahouston Park de Glasgow. Y es que, además de escuchar a Benedicto XVI, quisiera percibir la emoción de Susan Boyle que, según se ha dicho, cantará en el coro y como solista.
Esta mujer católica de 49 años, que el año pasado sorprendió al mundo cantando de forma maravillosa “I dreamed a dream” en el concurso Britain's Got Talent, ha dicho ahora que cantar delante del Papa es, efectivamente, el sueño más grande que nunca soñó.
Me gustaría saludar a Susan Boyle, que se ha pasado la vida ocultando un talento formidable detrás de una humilde figura, pero sin lamentarse por ello y, más aún, disfrutando de un excelente humor. Cuando en el famoso concurso le preguntaron: - ¿Usted que edad tiene?, respondió con picardía: - 47… ¡y esto es sólo una parte de mí!

lunes, 13 de septiembre de 2010

VIAJE HISTÓRICO DE BENEDICTO XVI


El próximo jueves Benedicto XVI viaja al Reino Unido. Desde Roma llegará a Edimburgo, en cuyo aeropuerto será recibido por el Príncipe Felipe. De este modo, la Casa Real, que tiene por norma no recibir a ninguna autoridad, expresará su más alta consideración hacia el Pontífice.
El motivo central de la visita es la beatificación de un hombre extraordinario, por quien el Papa siente predilección: John Henry Newman (Londres, 1801-Birmingham 1890), sacerdote anglicano primero, profesor y capellán de la Universidad de Oxford, experto conocedor de los primeros siglos de la historia de la Iglesia, escritor profundo y original y, sobre todo, poseedor de una rectitud de conciencia que le llevó, después de un periplo de no pocos años de estudio, de luchas internas y externas y de intensa oración, a dar el gran paso e ingresar en la Iglesia Católica, aun sabiendo perfectamente que, de ahí en más, pasaría al olvido en el mundo intelectual inglés.

El 9 de octubre de 1845, Newman es recibido en la Iglesia y un año más tarde, en Roma, fue ordenado sacerdote. Vuelve a Inglaterra y comienza su nueva vida. Además de una intensa labor pastoral, deberá encargarse, por petición de la jerarquía, de fundar la Universidad Católica de Dublín. Sigue predicando y escribiendo. Cuando es acusado de haberse convertido fraudulentamente, redacta por entregas la Apologia de vita sua. Historia de mis ideas religiosas, que le rehabilita ante el público. Siempre actuará, según lo explicó una vez el cardenal Ratzinger, según “su conciencia, que lo condujo desde los antiguos vínculos y las antiguas certezas, al mundo para él difícil e inusual del catolicismo. Pero precisamente esta vía de la conciencia es algo distinto a una vía de la subjetividad que se afirma a sí misma: es, en cambio, una vía de la obediencia a la verdad objetiva”.
Casi al final de su vida, la Universidad de Oxford reconoció a Newman y en diciembre de 1877 el Trinity College lo nombró su primer miembro honorario. En 1889, a los 89 años de edad, el Papa León XIII lo nombró Cardenal de la Iglesia Católica.

Benedicto XVI lo beatificará durante la Misa del domingo 19, en Birmingham. Los días anteriores estará en Glasgow y Londres, donde tendrá diversas celebraciones y encuentros de carácter ecuménico que le llevarán a pronunciar, en total, 14 discursos. Este domingo, al terminar el rezo del Ángelus, el Papa pidió expresamente oraciones por su viaje a Inglaterra, que tiene una importancia fuera de lo común.

Antes de su conversión, Newman fue el gran impulsor del Movimiento de Oxford, que se había propuesto revitalizar la Iglesia anglicana. Actualmente, esa misma Iglesia se encuentra en profunda crisis: la ordenación de mujeres sacerdotes y obispos, y de homosexuales, y el subjetivismo moral dominante, ha llevado a que muchos miles de sus miembros miren con esperanza a la Iglesia Católica. Es lo que reflejaba Benedicto XVI en la introducción de la Constitución Apostólica Anglicanorum coetibus, del 4 de noviembre de 2009, por la cual les ha facilitado la plena comunión con ella: “En estos últimos tiempos el Espíritu Santo ha impulsado a grupos de anglicanos a pedir en varias ocasiones e insistentemente ser recibidos, también corporativamente, en la plena comunión católica y esta Sede apostólica ha acogido benévolamente su solicitud. El Sucesor de Pedro, que tiene el mandato del Señor Jesús de garantizar la unidad del episcopado y de presidir y tutelar la comunión universal de todas las Iglesias, no puede dejar de predisponer los medios para que este santo deseo pueda realizarse”.


Es indudable que la visita de Benedicto XVI a Inglaterra animará aún más ese deseo. Habrá que poner mucha atención a lo que el Papa dirá durante este viaje, que es rigurosamente histórico.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

RUMORES CARDENALICIOS

En Italia existen los llamados "vaticanistas", periodistas especializados en informar sobre lo que ocurre en la Santa Sede. Algunos de ellos (Tornielli, Magister, Accatoli, Tossatti), suelen ofrecer informaciones documentadas, serias. Como es lógico, en ocasiones se equivocan, pero otras muchas aciertan.

En LA STAMPA del pasado día 4, Marco Tosatti da como seguro que en el mes de octubre próximo el Papa nombrará nuevos Cardenales y, entre ellos, al arzobispo de Montevideo, Nicolás Cotugno. Dice la información:

Antes de que termine el Sínodo sobre Oriente Medio, que tendrá lugar del 10 al 24 de octubre, Benedicto XVI anunciará un Consistorio para la creación de nuevos cardenales. El anuncio podría darse durante la Audiencia general del miércoles 20 de octubre, y el Consistorio, como es praxis, tendría lugar un mes más tarde. Desde el primero de enero de 2011 el número de cardenales electores descenderá a 101 (sobre 120 disponibles). El Papa Ratzinger, pues, tendrá a su disposición al menos 19 birretas. (…) Recibirán la birreta algunos jefes de dicasterios...


El periodista enumera a partir de aquí la lista de los que serían nombrados, tanto de la Curia Romana como de los distintos continentes. Y agrega:

De Sudamérica son seguros (sono certi): Nicolás Cotugno Fanizzi (Montevideo) y Orani Joao Tempesta (Rio de Janeiro).

Si la información es fidedigna, la Iglesia en Uruguay estará de parabienes, puesto que hasta ahora sólo fue cardenal Mons. Antonio Ma. Barbieri (1940-1976) Si la información es incorrecta, peccato!, como dicen en Italia.

jueves, 2 de septiembre de 2010

LA HISTORIA DE UN LETRERO

¿Cómo llegar al corazón? Ahí es donde se juega el partido... ¡y hay que ganarlo! Nuestra fe no son ideas abstractas, sino un Corazón ardientemente amante. ¿Cómo hacer para que quienes no lo conocen se interesen por él?... Me parece que esta historia enseña mucho: se trata de saber decir las cosas de tal manera que... Pierdan 4 minutos y vean el video.